Familia

Mi experiencia: Tercer trimestre de embarazo

12 marzo, 2019

Esta es la última entrega de la experiencia de mi embarazo. Ya comienza la recta final, no queda nada para conocer a mi muñeca. Pero también surgieron complicaciones que te voy a contar a continuación.

Continuando donde me quedé en el segundo trimestre. Empezaron a controlarme más el embarazo, iba al hospital a las ecografías y las consultas de mi matrona y ginecólogo en el Centro de Salud. No os lo comenté en el post anterior, pero las analíticas de control y la prueba de la glucosa salió muy bien. Por eso no había de que preocuparse.

Todo tranquilo hasta que fui a una ecografia en la semana 30. Acudí como de costumbre, iba sola, cosa que no me importaba y pensando que me iban a decir lo mismo. Ese día coincidió que habían tenido un problema y llevaban una hora de retraso. Entré en la consulta, me hicieron la eco y al entregarme el informe me dice que la niña esta pequeña y que el perímetro abdominal es muy bajo. Me tienen que derivar todo al hospital para tener mayor control.

Yo me quedo a cuadros. Le pregunto que si pasa algo. La constelación fue: “No, pero hay que tenerla mas controlada por si deja de crecer”. En dos semanas tenia que volver y tenía: monitores, ecografia y consulta con el ginecólogo del hospital. Salí de la consulta desubicada, triste, no sé.. Pero me puse a llorar sin consuelo. Me sentí perdida, sin saber que le podía pasar a la niña.

No lo vi oportuno en todo el embarazo, pero en ese momento sí. Me puse a buscar consultas de ginecología en Bilbao, necesitaba que me explicaran lo que pasaba. No fue fácil, pero conseguí a los cinco dias una cita. La ginecóloga muy maja. Nos tranquilizó, miro todos los informes y realizó otra ecografia. La niña crecía bien. Lo más seguro es que pusieran mas interés y cuidado en el crecimiento por el resultado tan alto de premclapsia.

Hago un inciso para comentaros sobre la preparación al parto que la comencé justo esa semana. Totalmente recomendable. Fueron ocho semanas donde aprendí mucho sobre el embarazo, parto, puerperio y lactancia. Muchas cosas nos la sabía y las experiencias de las compañeras fueron muy enriquecedoras. Te iré contando poco a poco mi experiencia en cada uno de los temas en otros posts. Como dato a destacar y no lo sabes, hay una pagina 100% fiable donde puedes comprobar el efecto que tiene en el bebe cualquier medicamento, alimento o cualquier cosa. Tanto si estas embarazada o con lactancia. Yo me que muy sorprendida con el riesgo alto que tiene la menta poleo.

www.e-lactancia.org

Continúo, llego el día de monitores, eco y consulta. Todo bien, el ginecólogo muy amable y tranquilizador. Le conté lo que me pasó y me dijo que no me preocupase. Me iban a ver cada dos semanas realizando los mismos pasos: monitores, ecografia y consulta. Si la niña crecía, seguíamos con el embarazo y sino se interrumperia y crecería fuera. Tenía que seguir con una vida relajada y tranquila, sin esfuerzos y sobresaltos. Me indicó que durmiera del lado izquierdo para que le llegue mejor el alimento. Bueno, esto lo estuve haciendo todo el embarazo. Esto fue en la semana 32.

Volví en la 34 todo bien. En la 36 la tensión de la arteria umbilical salió un poco alterada. Aquí me dijo que volviera la semana siguiente para ver com estaba el crecimiento y la tensión. Pero que como mucho llegaría hasta la semana 40. En caso de no ponerme de parto me lo tenían que inducir y si fuera necesario cesaria.

Continuamos con las revisiones en la semanas 37,38 y 39. La peque crecía y la tensión de las arterias umbilicales estaban bien. Esta era la ultima consulta, me dio un papel de ingreso en el caso de no ponerme de parto durante esa semana, cuando cumpliese las semana 40 me inducirían el parto. Que fuera tranquila porque podía ser largo.

Yo deseaba ponerme de parto por mi sola. Pero ni con la superluna, andar…nada. Llegamos a la semana 40 y allí estábamos a las 8:30 de la mañana del 9 de febrero en urgencias para ingresar. Te contaré en un próximo post el desenlace. Pero para mí fue un momento muy bonito y lo recuerdo con cariño.

El embarazo tuvo sus cosas pero fue una experiencia inolvidable. El sentir los movimientos de tu bebe no tiene precio.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.