Familia

Mi experiencia: Segundo trimestre de embarazo

5 marzo, 2019

Continuo con la experiencia del embarazo: el segundo trimestre. El primero lo termine contando cómo fue la experiencia de la ecografía de las 12 semanas y el resultado de la probabilidad de preemclapsia, fue alto.

Comencé con la medicacion que debía de mantener hasta la semana 37. Y sobretodo intentar estar más relajada, vengo de serie un ser nerviosa. Lo más importante para mí era evitar las situaciones de estrés, me daba miedo que me subiese la tensión. Leí sobre la preemclapsia y me asustaba que pudiese pasar. Cosa que no se debe de hacer, porque internet no es la fuente más fiable. Pero había que pensar en positivo porque estaba bien controlada.

Las náuseas iban disminuyendo poco a poco, pero era dejar el Cariban y volvían.  Lo estuve tomando hasta casi finalizar el segundo trimestre. Ya notaba que el cuerpo se iba adaptando a la nueva situación, esa repulsión a los olores iba desapareciendo y el hambre aumentando.

Dicen y es verdad que es el mejor de los trimestres. Desaparecen los síntomas del primer trimestre y no han aparecido lo de tercero. La tripita va en aumento y te hace sentir que de verdad estás embarazada.

Y sin duda lo mejor es sentir los primeros movimientos del bebé. Yo empecé muy pronto por la semana 15. Esto me tendría que haber puesto en aviso de lo que me esperaba cuando naciera. Estaba tumbada y noté como una burbuja por dentro. A medida que pasaban los días esa burbuja se fue convirtiendo en movimientos más fuertes. Me acuerdo que el día antes de la eco de las 20 semanas al estar en el sofá se puso en un lateral de la tripa. Parecía que me había comido un mango entero.

Después de la eco de las 12 semanas, la de las 20 también es muy importante. Aquí miran cada una de las partes del cuerpo del bebé y si hay alguna malformación morfológica. Todo estaba perfecto. Pero me mandaron volver a las 24 semanas para ver cómo crecía porque estaba más pequeñita, que no nos preocupasemos.

Volví en la semana 24 a otra eco. De nuevo volvieron a medirla y como me imaginaba me volvieron a decir que era más pequeña. La niña crecía pero por un percentil bajo. No me tenía que preocupar pero iba a volver en la semana 26. Me realizaron otra eco y lo mismo. La niña iba creciendo pero a su ritmo.

Yo pensaba que iba a tener tres ecografías en todo el embarazo y terminé conociendo a todos los obstrectas del Hospital de Cruces. Bromas a parte, prefería que fuese así. Creo que también me controlaban más por el tema de la preemclapsia y que pudiera influir en su crecimiento.

A mi lo que me tranquilizaba que todo iba bien eran sus movimientos, por la noche cuando estaba tranquila era feria. Si se movía estaba bien.

En estas semanas ya compramos alguna cosita nos daba un poco de reparo porque todavía quedaba tiempo. Pero es que hace tanta ilusión ir preparando sus cositas.

La semana que viene te cuento como terminó todo.  Porque sí me quedaban unas cuantas ecografías por delante.

¿ Y tú experiencia que tal fue?

 

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.